12.2.08

Cuando un Zepporro se va

Dice el Zepporro que se va, que cierra el chiringuito y el que quiera leerle, que se apañe con lo antiguo. Como es tan grandilocuente, lo suelta en plan críptico y crítico, con explosiones en la cara y muertes por doquier, pero los que seguíamos su blog sabemos que, en realidad, mientras escribía sobre su desaparición estaba afilando su espada, en este caso indistinguible de su pluma (o mejor su bolígrafo, para evitar dobles sentidos).

Si no recuerdo mal, Zar apareció por aquí hace cerca de dos años, cuando la Deportiva subió a Segunda y él abrazó la fe blanquiazul, supongo que por tocar los cojones a sus vecinos de Alicante. Desde entonces no ha habido manera de sacarlo de aquí ni de pasar por alto sus actualizaciones, últimamente más espaciadas a medida que el enfermo agonizaba. No es el primer blog que cierra, ni siquiera el primero que lo hace avisando, pero es el blog de un amigo, así que hay que dejar constancia.

El Zepporro ha muerto. ¡Viva el Zepporro!

1 comentario:

Anónimo emocionado dijo...

Cabronazo.