15.6.06

Elefantes y cacharrerías

Hay cosas que, por mucho que la gente se empeñe, no se pueden juntar. Por ejemplo, si tienes una casa de 40 metros cuadrados (una mansión, tal y como están las cosas) no es conveniente que tu mascota sea un mastín leonés. Del mismo modo, a nadie en su sano juicio se le ocurriría, en nuestras ciudades llenas de coches y con serios problemas de aparcamiento en la mayoría de ellas, comprarse un coche grande para ir de casa al centro y llevar a los niños al colegio.

Nótese que digo "a nadie en su sano juicio" porque hay imbéciles que, efectivamente, se compran un 4x4 para ir a hacer recados como el que va en bicicleta. Esta gente tiene dos características principales: primera, tienen dinero y quieren que todos los demás lo sepamos, así que se compran un coche caro y muy grande; y segunda, no saben conducir, así que necesitan un vehículo resistente en caso de colisión y capaz de subirse a las aceras para aparcar.

Además, ellos siempre tienen preferencia en cruces y glorietas, cuentan con unos bonitos adornos de plástico naranja a los lados que en otros coches tienen una luz intermitente dentro, no suelen cortarse a la hora de usar el móvil (si usan el manos libres la gente no ve su teléfono de última generación) y, en carretera, son de los que aceleran en cuanto hay una línea discontinua para que no les adelante nadie.

Mención especial y premio del jurado merece el genio poseedor del Hummer que se pasea por Ponferrada como un elefante echando un vistazo en una cacharrería. Todas las multas que se coma por usar media calzada y media acera al aparcar son pocas. Enhorabuena.

Lo que me gustaría saber es quién fue el primer idiota, el que tuvo la idea primigenia de trasladar al centro de las ciudades un vehículo pensado para subir cuestas embarradas en el monte, y partirle la cara.

4 comentarios:

Zar Polosco dijo...

Los caminos de la estupidez humana son inescrutables e infinitos. No sé de qué te sorprendes.

Lucinda dijo...

Te devuelvo cortéstemente tu visita a mi blog. Por cierto, ¿UN HUMMER? eso no es un automóvil de locomoción, es un puto tanque.

miradas3 dijo...

He disfrutado con este artículo...por cierto, lo que he publicado en miradas3 es de buen rollito, ya sabes.
Saludos.

Álex E. dijo...

Siempre a tu disposición, Miradas, eso sí, protege mi identidad secreta, creo que los "cuatreros" me miran mal ;)

Lucinda, gracias por pasarte, coincido contigo, el Hummer es un vehículo ideal para invadir pequeños países.

Zar, no me sorprendo, sólo me cabrea :D