5.11.08

Sí que pudo (ahora a ver qué pasa)

Debo confesar que tenía mis dudas sobre que los yankis votaran a un negro (más o menos) como su próximo presidente, pero no sólo Barack Obama será el nuevo inquilino de la Casa Blanca, sino que además le ha pasado por encima a su rival.

Ahora bien, no comparto demasiado el entusiasmo con el que se ha acogido la elección de Obama por parte de... todo el mundo. Entre que hay muchísima gente que no tiene muy claro cómo funcionan los Estados Unidos y el discurso republicano para desprestigiar a su rival, parece que Obama es una mezcla entre el Che Guevara, Lenin y Karl Marx, o sea, un rojazo. No eran pocos los que, en sitios como Florida, identificaban al candidato demócrata con el régimen cubano. Y me da que no.

Lo cierto es que Obama, y los demócratas en general, vienen a ser la derecha europea. Creen profundamente en dios y en el capitalismo, aunque sin llegar -normalmente- a los extremismos de los republicanos (Bush tiene línea directa con el altísimo, o casi). Alguien me dijo el otro día que no tenía muy claro lo de estas elecciones, porque a uno (McCain) se le ve venir de lejos, pero el otro (Obama) tiene truco. Veremos lo que pasa.

Por cierto, no es por ser pájaro de mal agüero, pero está por ver que el nuevo presidente llegue al final de su mandato. A Kennedy lo despacharon por mucho menos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Comoquiera que España no es, que yo sepa -¿o sí?-, una provincia de los Estados Unidos de América, me pregunto por qué se ha seguido entonces por estos pagos con tanto interés la campaña electoral estadounidense. En mi opinión (que no es, lo confieso, muy solvente), del contenido de los respectivos planes o programas políticos de Obama y MacCain sólo pueden (podían) tener interés para nosotros (porque son los únicos que nos pueden afectar) los aspectos relativos a la política exterior. Y, en este sentido, me pregunto cuál es la diferencia entre lo que, en sus respectivos programas, proponían un candidato y otro respecto de asuntos tales como los siguientes, a saber: Afganistán; ocupación militar de Irak; Israel y los palestinos; Irán; países iberoamericanos (Venezuela, Bolivia, Cuba…); creación de un tribunal penal internacional; lucha contra la pobreza en el llamado “tercer mundo”; lucha -si no es molestia para el “egregio” Aznar- contra el calentamiento del planeta y el cambio climático, etc., etc. ¿Qué es lo que opina Obama –el vencedor- sobre esos asuntos?, ¿y qué es lo que opinaba el derrotadao MacCain?, ¿hay diferencias sustanciales entre la opinión de uno y de otro?

Fdo.- Adolfo

Álex dijo...

Adolfo (bienvenido, por cierto), ten en cuenta que eran las elecciones a presidente del Mundo, así que es normal seguirlas con cierto interés.

Saul dijo...

No sólo eso, Adolfo, lo que haga el nuevo presidente en política interior nos importa a todos, y mucho: lo que sucede en la economía americana afecta a la economía de todo el mundo. Como ha demostrado una vez más la crisis de las subprimes. (Aunque aquí nos hemos ganado nuestra ración de crisis de origen inmobiliario a pulso, pero esa es otra historia.)

Mr.Maligno dijo...

Aquí también hay hipotecas basura, te lo aseguro, pero los bancos se callan como putas, (mis disculpas a las putas).
El rating máximo de endeudamiento hipotecario es por ley un 40% de los ingresos brutos del solicitante y aquí se ha superado en muchos casos, (especialmente los inmigrantes).
Los bancos no contratan personal y restringen los créditos. ¿Para qué le sirve un piso embargado a un banco? Lo que necesitan es liquidez, y ahí es donde entramos LOS PRINGAOS que trabajamos con bancos. Yo por mi parte, lo dejo, se acabó el banco. Prefiero que mis hipotéticos ahorros se consuman en un incendio dentro de mi colchón.

Mi culo negro está contento com Mr. Obama. Veremos lo que duran. (La alegría de mi negro culo y Obama)