17.7.07

Road rage

Clásica actualización perra: hacer una lista de algo sin venir a cuento. En el capítulo de hoy, diez tipos de gente que me ponen de mala hostia cuando voy al volante o simplemente en coche.
  1. Los que hacen las glorietas por el carril de fuera aunque vayan a dar toda la vuelta (y por extensión, los que decidieron enseñarlo así en las autoescuelas).
  2. Los que tienen el intermitente de adorno o lo ponen después de girar.
  3. Los viejos que se paran junto al paso de cebra y, cuando te detienes para que pasen, te ordenan seguir.
  4. Los que se pegan detrás cuando estás parado en una cuesta arriba.
  5. Los que pitan medio segundo después de que se ponga el semáforo en verde (aunque, en este caso, tiene su gracia aguantar un rato a ver qué pasa).
  6. Los que, en carretera, van a 80 cuando hay línea continua y a 120 cuando se les puede adelantar.
  7. Los autobuseros que, en vez de meterse en la parada, se quedan en medio de la calzada (se sobreentiende que cuando no hay ningún gilipollas aparcado en la parada del bus).
  8. Los que aparcan encima de las aceras, en los rebajes para minusválidos y en los pasos de cebra porque les cuesta caminar diez metros más. Curiosamente, la mayoría son Audis, Mercedes y BMW (los otros se los lleva la grúa).
  9. Los municipales que cada vez que se ponen a dirigir el tráfico montan un atasco de diez manzanas.
  10. Los que conducen con las luces antiniebla eternamente encendidas.
  11. BOLA EXTRA: los 4x4.
El lector más avispado se habrá fijado en que no se menciona por ninguna parte a los tuneros y a los macarrillas que van con las ventanillas bajadas y el reguetón a toda hostia aunque sea pleno invierno. Como digo arriba, esta lista es sobre tipos de gente, las subespecies quedan para mejor momento.

7 comentarios:

Zar Polosco dijo...

No sé que placer es mayor, si el de confeccionar listas o el de responder preguntas.

A primera leída, de acuerdo en todas. Faltan los camiones que se ponen a adelantar camiones y el camión adelantado no levanta el pie y se tiran en paralelo dos o tres kilómetros, o los taxistas, hagan lo que hagan e, incluso, los autobuseros, hagan lo que hagan, o el pánico que produce ver a una tía agarrada al volante con las dos manos y el cuerpo muy echado para delante o un tractor en mitad de la entrada a Valencia o el capullo que llevas delante y, al ponerse el semáforo en ámbar, en vez de acelerar, que es lo que hay que hacer, frena, o la ley de Murphy que no falla cuando estas parado en un semáforo y no cruza nadie hasta que está a punto de ponerse en verde, que es cuando el abuelo comienza a cruzar.

Cúrratelo y haz una lista de cien puntos.

R&PShow dijo...

Hombre, señor Polosco...ámbar es frenar; vale que nadie lo cumpla (ni yo mismo), pero tampoco es plan de meterse con el que lo haga.

Mmm, en cuanto a la lista...qué decir de las señoras que se saltan stops, cedas o te vienen en dirección prohibida...y que encima te insultan o pitan. O el turista de Madrid (antes era más fácil con el tema de las matrículas...ahora te tienes que fijar en el letrerito del concesionario) que va a 20 kms/h (clavaos) y que en las rotondas va por enmedio...frenando en cada salida y acaba parando en el paso de cebra a preguntar la dirección.
O de los niñatos malotes que cruzan por donde le sale de las pelotas...y lo divertido de ver cómo se quedan pálidos.
O los niñatos que a la salida de la ciudad (sobre todo en León) te adelantan chutinados y en cuanto llegas a la carretera y hay un camión, ahí están porque no saben adelantar.
O el apoyardao, que yendo a 120, te adelanta y luego lo tienes a 110.
O los que tienen las luces en dirección "buscar marcianos"...cosa especialmente molesta cuando son de xenón...y cosa especialmente habitual cuando se trata de todocaminos de VW, Audi, BMWs X3 y X5...

Los camioneros que se quedan fritos y van dando bandazos...especialmente divertido si lo hacen cuando les estás adelantando.
Vale, ya paro

Álex E. dijo...

A este paso nos salen las 100 en un momento.

Zar Polosco dijo...

Los que les encanta hacer destellos con el menor de los motivos, los macarrillas que circulan en zig zag, los listos que te pasan por el arcén en un atasco, los chalecos reflectantes, que ves uno a tomar por culo y ya estás acojonado pensando que es la Guardia Civil, y luego no; la Guardia Civil de Tráfico, por supuesto, hagan lo que hagan, los que llevan siempre el coche pegado a ti (a estos, de día, siempre les enciendo las luces de posición, para que al ver el piloto rojo peguen un frenazo)...

Ya quedan menos para las cien.

Y la luz ámbar te avisa para que te des prisa en pasar.

R&PShow dijo...

Zar, según el artículo 146.c del Real Decreto 1428/2003 de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación,

"Una luz amarilla no intermitente significa que los vehículos deben detenerse en las mismas condiciones que si se tratara de una luz roja fija, a no ser que, cuando se encienda, el vehículo se encuentre tan cerca del lugar de detención que no pueda detenerse antes del semáforo en condiciones de seguridad suficientes."
Te lo comento porque no son infrecuentes las sanciones por ese motivo, y en algunos sitios hay semáforos dotados con cámaras que en ámbar ya te retratan. Ya te digo que yo también lo hago, pero...

Añado los que tiran colillas por la ventanilla...si es por la noche, acojona sobremanera el ver una cosa echando chispas.
Los que aparcan al toque.
Los que aparcan en los cruces, haciendo las delicias de los que tienen que asomarse para poder salir y de los camiones de la basura para intentar maniobrar.
Los que aceleran cuando vas a adelantar (similar a la número 6 del Road Rage...).
Los que dejan a sus mascotas abandonadas en la autovía.

Zar Polosco dijo...

R&pshow, lo del artículo 146.c del Real Decreto 1428/2003 de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación me ha dejado acojonado.

Recuérdame que nunca discuta contigo.

A partir de ahora, cada vez que vea un semáforo en ámbar, frenaré. Como alguno me empitone, le remitiré al artículo 146.c mientras le pateo las gónadas con saña.

Álex E. dijo...

Zar, nunca discutas con un abogado. Y con éste, menos todavía.