31.10.06

Suelta la pasta, es Halloween

Poco a poco se ha ido consolidando en España la "fiesta" de Halloween, aunque la mayoría de la gente no tiene (tenemos teníamos) ni pajolera idea de por qué en los países anglosajones se disfrazan de muertos y van pidiendo caramelos por las casas. Pero es una excusa perfecta para salir y ponerse hasta el culo, que es como se celebran aquí las cosas, y si puede ser disfrazado mejor, que así no nos conoce nadie.

El caso es que la víspera de Todos los Santos (quizá el peor disco de Los Suaves) está a punto de llegar a dónde sólo lo hacen unos pocos elegidos: el olimpo de las fiestas promovidas por los centros comerciales, donde brillan con luz propia Navidad y San Valentín. El denominador común de estos festejos es gastar pasta, ya sea en regalos, comidas o comprando accesorios estúpidos como calabazas o esqueletos de plástico que en las casas unifamiliares de las películas yanquis quedan resultones, pero en un bloque de diez pisos colgando de la ventana del séptimo se convierten en el blanco perfecto para una escopeta de balines o un buen tirachinas.

Sin olvidar la hipocresía, común también a las otras fechas señaladas. Si en Navidades todo el mundo se quiere y San Valentín es la excusa perfecta para hacerte perdonar esas dos hostias que le diste a tu mujer el otro día (pedazo de cabrón), el Día de los Muertos sirve para que un montón de gente se quede en paz con sus antepasados, de los que no se acuerda el resto del año. ¿O alguien ha visto colas para ir al cementerio en julio?

¿Halloween? Me quedo con Helloween.

5 comentarios:

Zar Polosco dijo...

Estas últimas navidades, en que se pusieron de moda los muñequitos de Santa Claus haciendo que entraban por los balcones, había tantos que llegué a acojonarme pensando lo que podría ocurrir si llegasen a caerse todos de golpe.

Cualquier día es bueno para emborracharse, pero las noches como hoy, qué quieres que te diga, que les den por culo a todos.

Johnny Tastavins dijo...

Es increible el borreguismo consumista que nos asalta. Olvidas el día del Padre y el de la Madre, excelentes ocasiones para que El Corte Inglés se forre a nuestra costa.

Pronto nos meterán entre pecho y espalda el Día de Acción de Gracias y la toma de la Bastilla, y nos quedaremos tan a gusto y tan "internacionales".

vic dijo...

el acoso consumista-ideológico halloweenense veo que es global.

vaya, que por lo único que me movería es por los chupetines (piruletas) pero para eso voy al médico.

Anónimo dijo...

Zar polosco...qué suerte tienes de que este año haya sido el primero que ves al dichoso muñeco de Santa Claus...por aquí tenemos el dudoso placer de haberlo visto por 3er o 4º año ya.

En cuanto a la fiesta en sí...pues genial, siempre viene bien una fiesta, que pillar un pedo un día sin motivo queda algo crapulento.

Saul dijo...

Y que no nos falte Helloween!