24.5.06

Modas risibles

En los últimos años -quizá siempre fue así, pero mis recuerdos no alcanzan tanto- la tendencia en la moda para mujeres jóvenes se basa en diseños cada vez más ridículos que se intentan llevar con dignidad. Comenzó la cosa con los calentadores de lana UPA style, que no se veían desde que Fama era líder de audiencia. Transportado al terreno de los tíos, es como si nos diera a todos por salir con espinilleras de fútbol a la calle, pero entre las adolescentes -y no tan adolescentes- triunfó, convencidas de que así se parecían a su ídolo de metro y medio.

Los calentadores pronto dejaron paso a una nueva moda, creada supongo como respuesta a la duda del "¿qué me pongo, falda o pantalón?". Ya sabemos que los chavales de hoy en día no pueden perder el tiempo en pensar, así que tiraron por la calle del medio: "me pongo todo" (recuerden que hablamos de moda, no de drogas) y salieron a la calle con la falda por encima de los pantalones -en los casos más graciosos, en vez de faldas eran vestidos completos-. Como ir al servicio en esas condiciones debía ser bastante complicado, sobre todo si se tenía prisa, los pantalones fueron sustituidos por mallas, que llamaron leggins para no tener la impresión de estar en el gimnasio en vez de en la discoteca/bar de turno. Lo mejor es que hay quien cree que esto es lo más novedoso de la historia, cuando Madonna ya iba así en el 86.

Pero el delirio sumo ha llegado esta primavera, cuando las mujeres de más de 20, queriendo diferenciarse de las niñas de las mallas, han cambiado el gimnasio-style por la moda "niño de la posguerra": pantalones por la rodilla y medias. Cada vez que veo a una así vestida se me viene a la cabeza el niño de Cuéntame y la verdad es que es difícil aguantar la risa, sobre todo porque esta moda parece haber triunfado entre las pijas, que llevan el disfraz con una seriedad digna del emperador del cuento.

Ahora el reto es averiguar cuál será el próximo asalto de la moda. Visto que la cosa parece ir hacia atrás (de los calentadores y las mallas de los 80 a los pantalones años 60), podría ser algo basado en la década de los 40, quizá uniformes nazis o trajes de prisioneros de guerra. Risas aseguradas en cualquier caso.

2 comentarios:

petite amelie dijo...

Uff lo que me he reído, ¡qué razón tienes! es decir, yo sufro mejor que nadie ese tipo de modas porque te aseguro que tienes que sufrir que no haya cosas "normales" cada vez que vas de compras.

Muy buenos los ejemplos de Madonna y el niño de cuéntame, en serio, pero se te han quedado en el tintero algunos ejemplos más. Como por ejemplo las converse all star (ahora ya están un poco pasadas otra vez) pero hace nada que volvió a ser el boom. ¿Qué fue de las all star míticas negras que llevaban los Ramones? Tengo una amiga que las ha llevado toda la vida y las pijas se metían con ella y la llamaban hortera, sin embargo, ¡¡he visto niñas pijas muy pijas un sábado de fiesta con sus all star!! (que conste que yo caí pero porque me gustan unas de un color que antes no había).

Bueno y la moda del dorado y plateado .. puff que horterada. Lo peor es que por supuesto también estuvo de moda hará unos 25 años, lo sé porque mi madre aún conserva uno y le dije: mamá pero si esto es lo más fashion ahora XDD.

Toda la moda vuelve a resurgir, ya está todo inventado, así que podrías dedicarte a ahcer quinielas sobre qué será lo siguiente ;) A mí sinceramente, me han conseguido sorprender

Gracias por tu comentario, no tenía ni idea que el gran Pérez Reverte había escrito sobre lo del foi gras. Grandioso como casi siempre.

Álex E. dijo...

No me nombres las All Star que monto en cólera. Aún recuerdo cuando hace unos años tuve que patearme media Ponferrada para encontrar una tienda donde las tuvieran (para la talla y color deseados tuve que esperar unos días). Un mes después estrenaron Yo, Robot y al día siguiente todas las tiendas las tenían en el escaparate y todos los pijos en los pies. Eso sí, yo las compré más baratas.

Bienvenida, por cierto.