12.1.06

San Luis escurre el bulto

En sólo un mes y una compra, la nueva cadena de tiendas San Luis (nueva en Ponferrada, no pongo enlace porque no lo merecen) ya ha conseguido defraudarme y ha pasado de ser "la tienda nueva con precios interesantes" a "el último sitio donde probar suerte, después de internet".

El asunto es típico de estas fechas, algo que deberían hacerse mirar grandes almacenes y similares: producto electrónico destinado a regalo navideño que casca a las primeras de cambio. El caso concreto se produjo con un reproductor de mp3 (Supratech Jazz Classic 512) que regalé a mi novia y que tras unos días funcionando bien (únicamente usaba la radio), en cuanto le metimos unas canciones dijo "basta" y dejó de funcionar.

Una vez en la tienda, empieza el escaqueo. El dependiente, que figuraba como vendedor del artículo a pesar de que lo cogí yo mismo de la estantería y que sólo le pregunté si la radio estaba integrada o iba en los auriculares, resolvió el asunto dándonos el teléfono del fabricante (un 902 con la consabida cantinela "ahora mismo no podemos atenderle") para que nos pusiéramos en contacto con él. En la tienda no nos lo podían cambiar porque "no tenemos ninguno aquí", ni ganas de tenerlo, supongo; tampoco era plan de dejarlo para reparar "porque tardaría unos días". Claro, es más rápido llamar al fabricante, que venga a recogerlo, estime si lo repara o nos envía uno nuevo y proceda con la decisión. Por ahora ya han pasado dos días y el 902 se limita a repetir su grabación mientras corre la cuenta.

Es evidente que las tiendas no van a probar el funcionamiento de todos los aparatos que venden, pero sí creí que tenían algún tipo de responsabilidad y se tenían que hacer cargo de los productos defectuosos que puedan vender, cambiándolos por unos que funcionen, que al fin y al cabo es lo que el cliente paga, pero parece que estos señores prefieren escaquearse y colgarle el muerto al cliente. Buena forma de hacerse una reputación, sí señor.

PD: Aquí, las condiciones de garantía de Supratech, donde especifica qué hacer en el caso de los reproductores mp3:
Para todos aquellos que se han comprado en grandes superficies u otros establecimientos, deben remitir los productos al establecimiento donde los adquirio (sic).
Próximamente, el desenlace (espero).

3 comentarios:

carlos dijo...

Yo creo que tienes 2 años de garantía, y si coste para ti, y además creo que eso es por ley. Otra cosa, ¿has mirado a ver si lo puedes devolver?,.. sino ya sabes a la OCU con el asunto, y reclamación eso para empezar a hablar.

JCN dijo...

Por ley (ley de garantías de bienes al consumo), como bien dice Carlos, tienes una garantía de dos años por defectos de fabricación que te permite optar por que te lo reparen, te devuelvan el dinero, te lo cambien por otro o te indemnizen por los desperfectos.

Además si el defecto, como es el caso, se produce dentro de los seis primeros meses desde la compra se presume que es de fabricación (es decir que San Luis o el fabricante son los que deberían probar que el hecho de que el MP3 no funcione se debe al mal uso tuyo -o de tu novia- para que tuvieras que correr tú con los gastos) por lo que ellos son responsables salvo que prueben lo contrario. además el vendedor es responsable y no puede escudarse en el fabricante que no te engañen.

Te recomiendo que anotes tu queja en el LIbro de Reclamaciones de San Luís, aunque parezca ridículo puede que no te dejen anotar la queja y te solucionen el problema inmediatamente. Aunque te lo solucionen te recomendaría que anotases que tuviste que pedir el libro para que te lo solucionaran, estos libros los controlan los servicios de consumo de las Comunidades Autónomas y afectan más a las empresas de lo que parece. Asimismmo no dejes de dejar constancia en el libro de que te hicieron llamar al 902 ese y la deficiente asistencia del teléfono.

Si lo del Libro no sirve o incluso como complemento, te recomiendo acercarte por la Oficina Municipal de Atención al consumidor que está en la segunda planta de la Plaza de Abastos donde te atenderán y tramitarán tu queja gratuita y amablemente.

Suerte.

Álex E. dijo...

Gracias a los dos por las respuestas, que confirman lo que ya suponía, pero ese día no quise tampoco montar jaleo, más que nada porque pensé que el famoso teléfono funcionaría como debe (iluso de mí).
En fin, esta tarde iremos a la tienda otra vez a exigir una solución, ya os contaré.