27.2.12

Treinta y tres

Cumplir años no es ni bueno ni malo, ni blanco ni negro.



7 comentarios:

El Impenitente dijo...

La edad sólo refleja el número de órbitas que la tierra ha completado en su movimiento rototraslatorio alrededor del sol estando tú aquí. La edad sólo es una cifra, y cuando es una cifra tan bonita como la que llevaban en el pecho Kareem y Larry, pues es para estar contento.

También hubo un señor nacido en Nazaret que, al llegar a esa edad, pasó una serie de calamidades, pero nos quedaremos sólo con lo bueno.

Muchas felicidades.

Álex dijo...

No sabía la historia del nazareno, ni tampoco nadie me la había comentado estos días... Gracias caballero.

El Impenitente dijo...

Enhorabuena.

Y si no es abusra, me gustaría saber tu opinión sobre el tema de la minería.

El Impenitente dijo...

¿No hay lista de libros leídos este año?

El Impenitente dijo...

Con retraso, como es habitual felicidades.

http://chinatown.en.busytrade.com/products/info/853279/NBA-34-Pierce-Nba-Jerseys.html

El Impenitente dijo...

Con retraso, efectivamente, y sólo para recordarte que treinta y cinco tiene muy mala rima.

Felicidades. Un abrazo.

http://curso-peluqueria-pelo-estilo.blogspot.com.ar/ dijo...

Thanks!