20.12.10

Sinde-cencia

¿Se imaginan a un padre ejerciendo de juez en el juicio contra el violador de su hija? ¿Y a un director de cine con poder suficiente para legislar al gusto de la industria cinematográfica? Bueno, esto no hace falta que se lo imaginen porque ya lo tenemos: la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde (con apellidos unidos por guión, como los grandes), que no ha tardado mucho en metérnosla doblada para celebrar la navidad. Y encima, ni siquiera ha sido idea suya, sino que se lo ordenó el amo americano como gesto de servidumbre y buena voluntad.

Básicamente, el punto que afecta a la Red es el que viene a decir que, puesto que hasta la fecha ningún juez ha visto delito en compartir enlaces, lo mejor es saltarse a la Justicia para conseguir el cierre de las páginas que no le gusten a ciertas personas. En este otro blog lo explican más detalladamente.

Dentro de año y medio hay elecciones. Aunque es muy posible que para entonces la economía ya no sea un profundo pozo de mierda y vivamos un poco mejor, hagan un esfuerzo y acuérdense de todo lo que está pasando antes de introducir su voto en la urna.

ACTUALIZACIÓN 21-12-2010
De momento, el Congreso ha tumbado la ley Sinde, pero no porque los que han votado en contra estén realmente en contra de la censura en la Red, sino porque no les han untado lo suficiente. Esta vez lo han intentado el día antes de la lotería de Navidad (la reforma laboral la aprobaron el día del debut de España en el Mundial de Sudáfrica), así que estemos atentos en Nochevieja, Reyes y carnaval, como fechas señaladas más próximas. Por si acaso, gritemos bien alto: SINDE DIMISIÓN.

1 comentario:

El Impenitente dijo...

No creo yo que en un año la economía levante.

Y resulta muy gracioso que los americanos sean tan buenos.

Y político untado es una redundancia.

Igual provocan otra huelga de controladores y entonces aprueban la ley. O detienen a Nadal por doping. O invadimos Marruecos. Bueno, no. Marruecos no que ahora son tan buenos o, incluso, mejores que los yanquis.