18.7.09

Insensibles

NO ESTOI MUERTA

Y ahora, vamos a lo nuestro.

Parece que últimamente, si uno no se echa a llorar o, al menos, pone cara muy seria cuando ve en las noticias que un fulano que vive en el otro lado del mundo se ha ido a criar malvas, ya es un insensible y un malnacido que no piensa en el drama humano que le ha caído a la familia del finado.

Jamás entendí, ni creo que llegue a entender, ese tipo de cosas. Es cierto que, en algunos casos, léase atentados terroristas tipo 11-M, uno siente rabia y piensa en lo hijo de puta que hay que ser para hacer algo así y en las vidas que se han llevado por delante. Pero hablamos de casos extremos, no de ponerse a llorar la muerte de una señora a la que atropella una moto del Tour en la Francia profunda o la de un tipo que vive recluido en su mansión, por mucho Thriller que haya compuesto.

Siempre he creído que la muerte es algo muy personal (tanto la propia como la de los demás) y que ciertas reacciones ante ella tienen bastante más que ver con el exhibicionismo que con la pena por la pérdida de un ser querido. Por eso tiendo a desconfiar de esa gente que en los entierros hace saber a todo el mundo lo triste que está, aunque el entierro lo estén dando por la tele. Eso sin contar que, al día, el número de los que dejan de fumar definitivamente es bastante grande, por lo que ciertas personas deberían ser plañideras a tiempo completo o bien dejarse de hipocresías. Claro que a lo mejor el raro soy yo, no lo sé.

3 comentarios:

Dottore dijo...

Es curioso porque, precisamente, Thriller la compuso Rod Temperton y creo que sigue vivo pero... valga como ejemplo...

Álex Estébanez dijo...

Ya está el listodeloscojones que todo lo sabe.

El Impenitente dijo...

Siempre pensé que el verdadero dolor es mudo. Y Cañizares mostrando su llanto ante las cámaras tras perder la final de la Champions en Milán el paradigma de lo detestable. Vamos, que estoy de acuerdo. Me alegra que no estés muerto.

Me caen bien los listosdeloscojones que todo lo saben.