17.4.08

Alucinante

Lo más normal cuando la gente quiere evadirse de la mierda que les rodea es recurrir a las drogas, ya sean las blandas, como los porros, o las duras, como el vinazo. Otros se meten porquerías por la vena, se comen setas o se van a México a conocer a algún chamán que les introduzca en los caminos del peyote. Todo para buscar nuevas formas de ver el mundo y que no parezca tan malo.

Pero en verdad, en verdad os digo, que no hay nada como treinta y ocho grados y medio de fiebre para pasarse la noche de viaje en viaje. Lástima que sólo recuerde el recurrente de caminar por el desierto con la boca como una alpargata buscando agua, pero no estaba en condiciones de pararme a tomar notas.

7 comentarios:

El Impenitente dijo...

Siempre me pregunte qué es realmente la realidad, que bastan unas décimas de fiebre para distorsionarla.

A mí, con fiebre, me da por tener sueños osesivos y recurrentes. De pequeño estaba bien, porque, cuando te pasabas unos días en la cama con fiebre, te levantabas más alto. Ahora es una castaña.

Por cierto, Imán, si aún pasas por aquí de vez en cuando, he vuelto (perdón, Álex. Tengo que ir recuperando a mis lectores, especialmente si son mujeres y del Alavés).

miradas3 dijo...

Alucinante, nunca mejor diche. Tal como lo cuentas dan ganas de cojer una décimas de fiebre y tirarse al sofá viendo en fin de semana lluvioso y venoso que se presenta: ni pesca, ni rutas ni ná.
Recupérate. Un saludo.

Ch3chu dijo...

Dios Alex, eso son los momentos en donde se debe encontrar una lámpara en el desierto, de esas con un genio, y pedirle todos eso que se suele pedir con 39 de fiebre... :)

Sergio B. Landrove. dijo...

Espero que ya estés mejor(si es posible estralo después de la fiebre). Sobre una experiencia similar Carmen Martín Gaite montó un libro que sin ser de los mejores suyos (fue su primera "novela") te recomiendo EL LIBRO DE LA FIEBRE.

Un abrazo.

R&PShow dijo...

Mírale cómo se queja...pero si te sale gratis!!! Hay cosas mucho peores, como salir un jueves, agarrar un pedo monumental y liarte con una de 44 tacos. Es algo que puede ocurrir...

Ah, y Bob Esponja al poder!

Álex E. dijo...

Gracias a todos por vuestros ánimos, como veis ya estoy mejor. Tanto que hoy mismo he vuelto a trabajar y por la tarde volveré al bar.

Sergio, tomo nota de tu recomendación.

R&P, nunca me acostumbraré a que, para ti, el término medio es algo que les ocurre a los demás.

R.Chao dijo...

Una vez estuve en cama con 40º de fiebre. Tuve alucinaciones extrañísimas e inexplicables, como estar en tres cuerpos a la vez, o en el mismo en tres posturas diferentes a la vez (¿cómo explicarlo?) También llegué a ver/pensar que me salía fuego de las manos. En fin...