17.3.07

El imperio contraataca

Como ya ocurriera hace un tiempo, los músicos frustrados que se lucran con el trabajo de músicos de verdad -algunos de los cuales, en su ignorancia, apoyan a estos aprovechados- vuelven a la carga y obligan al cierre cautelar de algunas páginas web dedicadas a compartir enlaces a archivos mediante programas P2P. El problema para los usuarios no es muy grave: por cada sitio cerrado aparecen cuatro nuevos en una especie de mitosis digital. Los quebraderos de cabeza y, en ocasiones, el miedo para los administradores de las páginas es otro cantar. A nadie le gusta ver su nombre después del encabezamiento del juzgado de turno, sobre todo si no ha hecho nada malo.

Estas ganas de hacer negocio a costa del trabajo de otros y, lo que es peor, de restringir el acceso a la cultura a los ciudadanos cuentan con el apoyo, intencionado o no, de la mayoría de los medios de comunicación, empeñados en confundir piratería con descargas, delitos con derechos (cada vez que hablan de descargas P2P la pedofilia ronda por la zona, provocando una asociación de ideas bastante alejada de la realidad). La vieja técnica de repetir una mentira hasta que se convierta en verdad se está llevando a cabo desde hace tiempo, así que por lo que pueda pasar en el futuro aprovechen a descargarse todo lo que puedan ahora que todavía es legal. Ahí van algunas pistas.

En emulEspaña pueden descargarse la famosa mula y aprender a usarla. Las páginas de los grupos eMusica y Zona Heavy Metal les surtirán de música de todo el siglo XX y lo que llevamos del XXI. Por su parte, Eliterat y La Web Única le proporcionarán las mejores películas clásicas y de estreno y si lo que les gusta es ver House o cualquier otra serie, su página entonces es TusSeries. Si no encuentran lo que buscan en estas páginas no se preocupen, hay miles más y el eMule tiene su propio buscador para esas rarezas que las discográficas y distribuidoras, en su singular tarea de decirnos lo que debemos ver y escuchar, han descatalogado hace tiempo.

Ah, no se pierdan el artículo de Soledad Gallego-Díaz en El País de ayer. El enlace es de pago, pero Escolar lo tiene completo: Ni se le ocurra tararear a Mozart.

2 comentarios:

Zar Polosco dijo...

Estás siendo muy malo.

Dentro de poco, en el mejor de tus sueños, aparecerán de repente Ramoncín y Teddy Bautista queriendo cobrarte un canon porque el onirismo de tus imágenes mentales aprovechan retazos de realidad y, claro, no se puede consentir.

Que apliquen un canon a las almohadas y a los colchones.

¿Que opina Bisbal de todo esto? Su opinión es fundamental.

Álex E. dijo...

Bisbal está terminando de aprender a hacer la O con un canuto para emitir un comunicado de prensa.