18.10.06

Es lo que hay

Discutía antes con un amigo sobre precios de conciertos. A mí me parece que se pasan un poco cobrando 12 euros (15 en taquilla) por ver a Tierra Santa (y más cuando hace un año tocaron gratis aquí) y él responde que es lo que hay y que comparado con lo que se ve por ahí (23 euros por Melendi en San Sebastián, échale huevos) es hasta barato. A ver quién le niega eso. Y comparado con un rinoceronte Cassano estaba hecho una sílfide el año pasado.

El caso es que se ha ido imponiendo esa forma de pensar -económicamente hablando-: si cuesta eso en todas partes está bien. Pues mire, no. Si todas las panaderías de España se ponen de acuerdo y suben la barra de pan a 3 euros, ¿dejará de ser cara sólo porque es lo que cuesta en todas partes? O, sin tener que recurrir a hipótesis, ¿es barato comprarse un piso de 50 metros por 180.000 euros sólo porque es lo que cuesta en toda la ciudad?

Lo barato o caro de las cosas se mide por su calidad -caben también matices más subjetivos-, no por comparación con otras cosas similares. Este mismo verano pagué 21 euros por un festival del que sólo me gustaba un grupo y hace seis años pagué 4.500 pelas (27 €) por ver a Iron Maiden en Las Ventas sin quejarme del precio, por poner un par de ejemplos. Eso sí, si hay alguien dispuesto a pagar 50.000 euros por un cuadro mío, que lo diga. Al fin y al cabo, comparado con lo que se paga por ahí por otros cuadros es una ganga...

5 comentarios:

Zar Polosco dijo...

Piensa en el viejo chiste, no sé si de Gila o de Coll, que pensaba montar un bar donde iban a vender las cañas a un millón de pesetas. Con que fuese uno ya tenían bastante.

¿Y esto que tiene que ver con tu entrada? Nada.

Échale la culpa al catolicismo por aquello de la resignación, el valle de lágrimas y el sufrir para alcanzar el Paraíso.

Álex E. dijo...

Hablando de cañas y de millones de pesetas me has recordado a Faemino y Cansado...

Zar Polosco dijo...

Yo es que todo lo hago por la pasta.

Álex E. dijo...

No, lo decía por el mítico sketch de "esta mañana me levanté y al ponerme las zapatillas me encontré mil millones de pesetas y me dije, ¿me voy de cañas o me compro un aeropuerto?"...

Johnny Tastavins dijo...

El miércoles salí con mi mujer a ver "Grease" en el teatro y me soplaron 34 € por cabeza. Añádele el parking y la cenita de después, no bajas de 120 € (sí, 20.000 de las antiguas pesetas).

Pero efectivamente, es lo que hay, y si no te gusta, joróbate viendo teatro alternativo a 6 € cuando lo encuentres.