6.5.06

Intereses

Hay que joderse. Resulta que Repsol y compañía no son empresas privadas con inversiones en el extranjero, sino que se han convertido en intereses nacionales de la noche a la mañana después de que Evo Morales entrara a saco en las refinerías de Bolivia y cumpliera con su "amenaza" socialista. Ahora, los que nos exprimen el bolsillo a base de subidas en los precios de los combustibles nos ponen ojos tiernos y nos advierten del mal que va a suponer para todos nosotros el que ellos ganen un poco menos de dinero porque el cabrón del jersey a rayas que tan majo parecía resulta que iba en serio.

Pues bien, señores de las petroleras: me la suda. Tal cual. Me da exactamente igual que se hayan quedado sin saquear un país -digo yo que si la presencia de esta gente en Bolivia fuera beneficiosa para esa tierra no habrían hecho esto-, me da igual que tengan que apretarse su cinturón de Armani y que este año sus beneficios tengan algún cero menos. Es lo que tienen los monopolios, aunque sean encubiertos (¿no es curioso que pudiendo poner los precios que quieran todos tengan más o menos los mismos?): que cuando les pasa algo malo a nadie le da pena.

Lo que sí me preocupa del asunto es la otra parte. Ver si Bolivia es capaz de administrar sus propios recursos, si el gobierno de Morales resiste el habitual ascenso de la corrupción en estos casos y si la riqueza generada por el pueblo vuelve al pueblo, como prometen. Si lo consiguen podrían convertirse en ejemplo para todos sus vecinos sudamericanos y entonces sí que más de uno podría darse por jodido. Veremos.

4 comentarios:

miradas3 dijo...

Espléndida reflexión. Evidentemente los blogs van por delante de los “pensadores” del país.
Me he permitido incluir tu reflexión, citando la fuente por supuesto, en mi blog miradas3.com Si tienes algún inconveniente lo retiro inmediatamente.
Saludos

Anónimo dijo...

No es que sean nacionales las empresas extranjeras en ese país bananero. Ni que vayan contra España u otra nación europea del primer mundo. Es que joden la empresa privada, la única que generaría riqueza que, en un país democrático occidental, derivaría a los ciudadanos las mayores cuotas de bienestar. Nacionalizarán las tierras con el cuento de dárselas a los indígenas. La producción caerá y el mercado exterior se limitará a Cuba y Venezuela. En este país que no gana para revoouciones radicales lo paupérrimo perpetuo está garantizado por el "socialismo" suigéneris sudamericano, que no es socialismo ni es nada. Simplemente es antiusa rancio y regresivo. ¡Esta pobre gente no saldrá nunca del subdesarrollo!

6:17 PM

Anónimo dijo...

Todos los bolivianos igualados "democráticamente" a los indígenas por abajo. Tienen menos suerte que los cubanos, pues están más lejos de USA y las pateras no los llevarán al país odiado imperialista. Y lo de las "riquezas" de estos países tercermundistas irán al dictador populista de turno. Alguno tendría que ir a Bolivia sin visa.Seguro que sudaría para comer coca.

Álex E. dijo...

Gracias, Miradas3, ningún problema en que enlaces la entrada, al contrario :)